¿Quiéres perder peso andando? mira nuestros consejos

0
221

Salir a andar es considerado también un deporte que practican muchas personas. Y es que, la mayoría sabemos los beneficios cardiovasculares que provoca este ejercicio: mejora nuestra respiración, el tono muscular y ayuda a perder peso si lo practicamos de manera adecuada. Además, con este ejercicio, podemos llegar a quemar calorías para modelar nuestra silueta.

Consejos para perder peso andando

Toda actividad física que sea constante en el tiempo y que se realice adecuadamente, nos permitirá convertir los glúcidos, grasas y proteínas en energía y no en reserva adiposa.

Si llevamos una dieta adecuada y equilibrada, y además hacemos deporte, lograremos quemar ese exceso de forma más sencilla.

Te dejamos unos consejos para poner la teoría en práctica, ¡coge papel y boli!

Tomar conciencia

En primer lugar, debemos tomar conciencia sobre el deporte que vamos a llevar a cabo todo los días. Debemos marcarnos una rutina que cumplamos bajo cualquier excusa. Por ejemplo, salir a andar todos los días una hora. De esta forma, debemos encontrar ese tiempo en nuestro día para salir a caminar.

Una técnica para poder motivarnos y autoconcienciarnos es comprarnos ropa adecuada: un pantalón cómodo que nos guste, varias camisetas de colores que no nos apriete mucho, incluso un buen calzado cómodo, que nos permita realizar el deporte que queramos y que resalte a nuestros ojos.

Si no dispones de ese presupuesto puedes empezar por lo básico: comprate una camiseta y unas mallas y usa tus zapatillas de deportes. No pasa nada porque no vayas de estreno.

También podemos comentarle el plan a tu pareja, un familiar o a los amigos, tal vez uno de ellos quieran unirse y todo será más llevadero. Hacer deporte en compañía es una motivación para muchas personas.

Establecer tiempos y ritmos

perder peso

Si hace un tiempo considerable que no te mueves y no haces nada de deporte, lo aconsejable es iniciar el ejercicio en dos fases, andar una primera media hora por la mañana y la segunda media hora por la tarde. O si no te viene bien el horario, hacer la primera hora, descansar un poco y hacer la segunda. Con esto evitaremos la sobrecarga.

Una vez cojas el hábito, después de una o dos semanas, podrías realizar la hora seguida.

Cuando hacemos mención a ”andar” nos referimos a que debes llevar un ritmo de unos 7 km/h, es decir, debes ir a paso rápido. No te entretengas con las musarañas ni salgas a andar en un lugar donde sabes que vas a tener que interrumpir tu entrenamiento a menudo porque tienes que saludar a gente que conoces.

Se trataría de recorrer 1 km y medio en 10 o 15 minutos, no más. Si sigues este ritmo es que vas por buen camino.

Esta velocidad es la adecuada para poder quemar grasas de forma sencilla, y para que nuestro corazón obligue a nuestro organismo a recurrir a sus reservas para obtener la energía necesaria, aumentado de este modo el metabolismo basal.

Posiciones más adecuadas

perder peso

No debemos alargar mucho nuestras zancadas ya que podemos padecer alguna lesión. Debemos abrir las piernas sin forzar nuestros movimientos. Las zancadas deben ser normales.

Los hombros deben de mantenerse en una postura relajada y el pecho de forma recta: si sientes un ligero estiramiento en la parte delantera de tus piernas significa que estás dando zancadas muy largas y que andas de un modo forzado. Lo normal es sentirse cómodo, sin que te duela nada. 

Poco a poco puedes elevar la frecuencia de tus pasos. Empieza a un paso normal y, al cabo de periodos cortos de tiempo, eleva la frecuencia de tus pasos.

Al andar tus caderas deben tener un movimiento continuo pero natural. Nada de movimientos bruscos y que te duela.

Los pies deben pisar el suelo de manera correcta, es decir, el talón debe tocar primero el suelo y seguidamente los dedos que son con los que cogemos impulso. De este modo evitaremos lesiones y dolores.

Tu cabeza debe situarse a la altura normal, ni muy levantada ni demasiado baja. Si te mantienes mirando tus paso acabarás mareándote.

Los hombros has de tenerlo sueltos y relajados, que se puedan balancear con facilidad.

En cuanto al torso, debemos mantenernos rectos, metiendo el ombligo hacia dentro. De este modo aseguramos que nuestra espalda esté recta y las caderas sueltas.

Los brazos deben estar flexionados en un ángulo recto, ya que nos ofrecen impulso al andar.

Respiración correcta

perder peso

Caminar es un ejercicio aeróbico, es decir, nuestra sangre aporta oxígeno a los órganos y a los músculos que trabajan, y gracias a ello pueden quemar grasa y convertirla en energía. Por lo tanto, la respiración debe ser abdominal. 

Es importante que realicemos una respiración abdominal profunda, tomando aire por la nariz e hinchando el abdomen y soltándolo después por la boca.

Con estos consejos, los resultados en el peso empieza a notarse a partir del mes. Aunque si lo complementas con una alimentación sana, estos resultados se verán más rápido de lo que crees. Siempre dependiendo del metabolismo de cada persona.

Aunque lo importante es que escojas el estilo más saludable para ti, sin esperar grandes cambios al principio para no desmotivarte. Debes salir a caminar por salud. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here