ataque cardíaco

Factores de riesgo para un ataque cardíaco

Los factores de riesgo para un ataque cardíaco, en los últimos años, el número de personas con “problemas cardíacos” ha aumentado notablemente. Se cree que los factores más comunes que aumentan el riesgo de enfermedad cardíaca son el tabaquismo, la hipertensión, el sobrepeso, la diabetes y el colesterol elevado.

Pero a veces un ataque al corazón afecta a las personas aparentemente completamente sanas: con presión y peso normales, no fumando, regularmente participan en deportes. ¿Por qué sucede esto?

En el proceso de investigación, los científicos y los médicos han llegado a la conclusión de que las causas de un ataque cardíaco no son siempre malos hábitos y dietas poco saludables.

No es solo una placa aterosclerótica que obstruye los vasos sanguíneos: un papel importante en el desarrollo del ataque cardíaco se juega por la proporción de diferentes formas de colesterol y procesos inflamatorios que ocurren en el área del corazón.

Colesterol “malo” y “bueno”

Los expertos distinguen entre dos tipos de colesterol. Una de ellas contiene lipoproteínas de baja densidad. Es él quien se asienta sobre las paredes de las arterias y forma placas ateroscleróticas. Tal colesterol se llama “malo”.

En contraste, el colesterol “bueno” contiene lipoproteínas de alta densidad, que ingresa a las células del hígado, el órgano clave en el metabolismo de los lípidos.

E incluso si el nivel de colesterol total es normal y el “mal” está ligeramente elevado, una persona puede desarrollar aterosclerosis.

Algunas personas tienen una predisposición genética a niveles altos de lipoproteínas de baja densidad. Deben seguir una dieta baja en grasas de origen animal, practicar deportes y tomar medicamentos que reduzcan el colesterol total y las LDL.

Debe recordarse que el tratamiento médico y la medicación deben ser recetados por un cardiólogo, después de un examen.

Proceso de inflamación “esquivo”

En algunos casos, el sistema inmunitario humano por razones desconocidas comienza a atacar los vasos del corazón. Tal proceso inflamatorio latente puede causar la formación de coágulos de sangre y placas ateroscleróticas.

Para determinar el grado de riesgo, se necesita una prueba de sangre inmunológica para determinar el nivel de proteína C reactiva. Con su mayor contenido, la probabilidad de accidente cerebrovascular y ataque cardíaco aumenta significativamente.

Para combatir un alto grado de proteína C reactiva, se usan medicamentos que contrarrestan la trombosis y reducen el colesterol.

“Sospechosos” inesperados

La inflamación en las arterias puede ser provocada por microbios que causan infecciones bacterianas o virales, que durante muchos años acecharon en el cuerpo.

También es probable que la causa de un ataque cardíaco sea la homocisteína, un aminoácido que se acumula en la sangre e irrita las paredes de las arterias.

Para reducir el nivel de homocisteína, debe comer alimentos ricos en vitaminas B6 y B12, así como ácido fólico.

Sin embargo, las personas con “problemas cardíacos tradicionales” primero deben prestar atención a estos factores: pacientes hipertensos, diabéticos, fumadores en exceso, ya que para ellos el riesgo de un ataque cardíaco aumenta varias veces.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *