zumo de naranjas

Bébete rápido el zumo de naranjas que se le van las vitaminas

Parece una tradición, cuando eres pequeño, que tu madre te diga que al zumo de naranjas recién exprimido se le van las vitaminas si no te lo bebes rápido. Y es que esta frase, pasada de boca en boca por las madres, parece ser una de las que pasarán a la historia.

Pero, esta famosa afirmación, ¿es un mito o una realidad? Hoy día existen investigaciones que se han centrado en desvelar esta enigmática pregunta, ¿cuánto tardan en desaparecer las vitaminas del zumo?

Cuando hacemos mención a que ”van a desaparecer las vitaminas” nos referimos a cuándo se produce la disminución considerable de vitamina C en el zumo de naranjas natural.

Vitaminas de las naranjas

zumo de naranjas

Un estudio publicado en la Revista Española de Nutrición Humana y Dietética, nos aclara la realidad sobre la ”desaparición de las vitaminas”.

Después de analizar varios trabajos, se llegó a la conclusión de que para que se produzca la disminución considerable de estas vitaminas, se tendría que exponer el zumo a unas condiciones térmicas extremas. Como por ejemplo, la elevación de temperatura por encima de los 120ºC.

De este modo, los investigadores concluyen con que la vitamina C presente en el zumo de naranja no van a ser disminuidas ni afectadas por un tiempo considerado de 12 horas desde que exprimes el zumo. Aunque sí afirman que con el paso del tiempo el sabor del zumo cambia y su amargor también.

Por lo tanto el mito favorito de nuestras madres es completamente falso, las vitaminas seguirán en el zumo a no ser que pasen más de 12 horas desde su preparación.

Cómo consumir la naranja

zumo de naranjas

Debemos de tener en cuenta que la forma de consumir la naranja también determina las propiedades que vamos a ingerir. De este modo, las propiedades de la pieza de fruta y la naranja ya exprimida no son las mismas.

La pieza de fruta contiene una cantidad de fibra superior a la que bebemos con el zumo natural, ya que al hacer zumo eliminamos la pulpa de la bebida.

En el caso del zumo, hace que la absorción de azúcares sea más rápido y que su poder saciante sea inferior al de la pieza de fruta.

Además, con el zumo necesitarás más consumo de naranjas que si te comes solo una pieza.

Por estos motivos, la opción de tomar la naranja en la pieza de fruta es más recomendable que la toma de zumos naturales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *