muestra laboratorio

Clamidia o Clamidiasis, qué es y su tratamiento

¿Cuánto sabes sobre las enfermedades de trasmisión sexual (ETS) como la Clamidia o Clamidiasis?. En nuestro artículo conocerás qué es la clamidia, cómo se trasmite, cuáles son sus síntomas, su diagnóstico, proceso evolutivo o reproducción en la zona afectada, además de los tratamientos para erradicarla o controlarla.

Analizaremos el comportamiento de dichos patógenos en la persona infectada, para que puedas prevenirla antes de llegar al acto sexual, evitando de esta manera la invasión de dicho agente infeccioso.

Por ello, es importante la implementación de la prevención de las ETS en escuelas y otros lugares donde posiblemente los contagiados no pasan los 25 años de edad. Así que, a tomar conciencia de los riesgos que corremos si somos infectados con clamidia.

¿Qué es la Clamidia?

La clamidia es una enfermedad de trasmisión sexual que es provocada por un microorganismo conocido como Chlamydia trachomatis. Ésta bacteria se encarga de infectar zonas específicas en nuestros genitales, llegando a causar patologías agudas y en casos extremos un posible cáncer en el cuello uterino. En el caso de los hombres, cáncer en la próstata.

La Clamidia o primer caso clínico de la Clamidiasis, fue descubierta por el doctor alemán Albert Ludwig Sigesmund Neisser en 1879, que en aquel entonces quedó asombrado de la marginalidad y crecimiento de dichos agentes invasivos al momento de unirse a la membrana celular de las células conocidas como epiteliales, y fue justo en ese momento que despertó el interés por parte de otros colegas con la intención de encontrar su cura o posible tratamiento.

La clamidiasis puede afectar tanto a hombres como a mujeres, y aunque se trasmite de persona a personas al compartir intimidad y fluidos durante las relaciones sexuales. Podrían correr riesgo las personas que tengas un débil sistema inmunológico, y en casos congénitos, es la madre la que infecta al neonato con dicho virus.

La misma puede causar diferentes cuadros clínicos que ameritan tratamientos específicos para combatir o controlar el crecimiento de la bacteria, evitando que proliferen rápidamente.

¿Cómo se transmite la clamidia?

Al igual que el virus del VIH y VPH, la clamidia se trasmite directamente luego de una relación sexual con una persona ya infectada. Su periodo de incubación es de aproximadamente de 7 a 21 días.

Se puede contagiar de forma anal, oral y genital tanto en hombres como en mujeres, presentándose en diversas zonas, llegando a causar enfermedades mortales si las personas no son atendidas a tiempo para aplicar un posible tratamiento.

Síntomas en hombres y mujeres infectados por la clamidia

Los síntomas de este tipo de enfermedad de trasmisión sexual presente en hombres y mujeres pueden en muchas ocasiones ser asintomáticos, ya que no presenta ninguna anomalía o dolor.

A las ocho semanas del primer contacto con dicha bacteria incubada en la garganta o genitales del infectado, algunas personas pueden presentar los siguientes síntomas:

En el hombre ardor cuando orina, inflamación del meato urinario, secreciones, constante ardor en el pene e inflamación en los testículos.

En las mujeres causa flujo constante de color amarillo con olor fétido que en ocasiones se puede convertir en pus. Secreción por la uretra, constante sangrado y ardor al orinar, dolor luego de cada relación sexual, dolor en la pelvis y en la zona abdominal.

La clamidia no sólo invade la zona de los genitales, ya que se mantiene latente en la garganta y el ano, y se puede reconocer fácilmente por causar dolor anal en ambos sexos, secreciones, intenso dolor al momento de defecar, úlceras en la boca, ardor o infecciones constantes en la garganta.

Diagnóstico para la clamidiasis

Se puede diagnosticar la clamidia a través de diferentes pruebas de laboratorio como cultivos celulares, mediante imágenes microscópicas conocidas como tinción, que muestra mucho mejor el contraste de este tipo de bacteria extracelular en crecimiento y reproducción.

También se puede diagnosticar con acierto de 90 a 97% luego de realizar la prueba de ELISA o hibridación del ADN. Otro método de ensayo es la observación amplificada de la bacteria para analizar su reacción en cadena.

Proceso evolutivo de la clamidia

La clamidia tiene un periodo de vida de 48 a 72 horas. Es del tipo extracelular, ya que necesita adherirse a una membrana o núcleo celular sano para evolucionar en un cuerpo reticular, luego se dividen a través de la fisión binaria.

Al  producirse la exocitosis celular, se rompe la pared del núcleo celular del huésped, liberando la inclusión clamidial, infectando así las células vecinas. En pocas palabras, al entrar en contacto dicha bacteria con la membrana celular, esta se rompe y provoca la aparición de cuerpos aberrantes conocidos como la Chalamydia trachomatis, y todo por el aceleramiento de la sintetización de las proteínas a través de su mecanismo de transporte de aminoácidos, causando la aparición de la clamidia.

Esta patología daña los tejidos y órganos en hombres y mujeres, causando desde proctitis, endometritis, infertilidad, inflamación de la pelvis y próstata, para finalmente provocar el crecimiento de células marginales cancerígenas en ambos sexos.

Tratamientos para combatir la clamidia o clamidiasis

Siempre que un infectado trata con su médico de confianza la aparición de la clamidia en sus genitales, garganta o boca en general. Lo primero que ellos hacen es realizar exámenes para descartar que tipo de bacteria o virus está invadiendo a su paciente.

Luego ofrecen charlas para que los mismos tomen conciencia del daño que pueden seguir causando si no se disemina la bacteria mediante la medicación oral de antibióticos como la doxiciclina y azitromicina, evitando así la aparición del cáncer en la próstata y del cáncer en el cuello uterino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *