Comienza un nuevo hábito (bueno), mata uno viejo (malo)

Lo más probable es que estés tratando de romper un mal hábito o instituir uno bueno en este momento.

Como especie, estamos comprometidos de manera impresionante con la superación personal, y la mayoría de nosotros creemos que los hábitos son un medio eficaz para ese fin.

Los hábitos (acciones realizadas con poco pensamiento consciente y, a menudo, activados involuntariamente por señales externas) son influencias poderosas en el comportamiento y pueden ser nuestros mayores aliados para un cambio positivo.

“La forma más efectiva de adoptar un hábito es reemplazar uno malo por uno mejor”.

Pero debido a que son tan difíciles de romper, los hábitos también son saboteadores frecuentes del progreso personal.

“El hábito es un buen sirviente pero un mal maestro” es como la autora Gretchen Rubin lo resumió en su libro “Mejor que antes: dominar el hábito de nuestras vidas cotidianas”.

Fue uno de los tres libros recientes que habla consecutivamente sobre el tema de la formación de hábitos; los otros fueron “The Power of Habit” de Charles Duhigg y “Making Habits, Breaking Habits” de Jeremy Dean.

Juntos, éstos ejemplares ayudan a comprender más profundamente la importancia del control de hábitos, cómo elegir un hábito para comenzar o terminar, y la mecánica de mantenerlo.

saber hacer

Lo primero que debe saber, explica cada libro, es que muchas de nuestras acciones diarias son tan rutinarias que son automáticas.

“Toda nuestra vida no es más que una gran cantidad de hábitos”, escribió el filósofo y psicólogo William James, aunque un estudio de 2006 puso la cantidad de acción diaria habitual en 40%.

Aún así, es una gran cantidad de comportamiento sin sentido. Es útil que no necesitemos pensar cómo o cuándo tomar café, cepillarnos los dientes o conducir al trabajo.

Si lo hiciéramos, perderíamos tanto tiempo repensando o aprendiendo esas tareas, haríamos poco más.

el truco

El truco es conseguir que los hábitos funcionen para usted, no en su contra. El autocontrol es un recurso limitado, explica Dean, por lo que un buen hábito significa no tener que esforzarse cada vez que necesita hacer lo correcto.

 

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *