aceite de palma

¿Cómo podemos evitar el aceite de palma?

Como ya hemos mencionado en anteriores post, hay productos que contienen aceite de palma que son muy perjudiciales para la salud y debemos evitarlos si queremos tener una vida sana y placentera.

Hoy hablamos sobre qué alimentos contienen aceite de palma y qué hacer para evitarlos.

Alimentos con aceite de palma

productos con aceite de palma

En la mayor parte de los productos que han sido procesados, sin importar, que en la etiqueta indique que es un producto saludable, es donde se encuentra en muchas ocasiones el temido aceite de palma.

Estos productos son, por ejemplo, las galletas que contienen dibujos para niños, el pan de molde integral, ciertos productos dietéticos y los snacks que aseguran ser mediterráneos.

Lo que podemos hacer para evitarlos es huír de los supermecados para, de este modo, reducir el aceite de palma, ya que en la mayoría de los productos que se venden en estos sitios hay aceite de palma para dar y regalar.

Como solución al aceite de palma, podemos llevar a cabo una alimentación sostenible, evitando a toda costa los productos que contienen este aceite. Por lo tanto, en la mayor de las ocasiones, debemos evitar ir a los supermercados que están plagados de este compuesto y empezar a frecuentar lugares como el mercado de toda la vida, la carnicería, frutería y pescadería.

¿Cómo podemos evitar el aceite de palma?

productos naturales

  • Concienciarnos con lo que comemos y preocuparnos por nuestra salud, cocinar más con productos naturales y no consumir tanto productos procesados.
  • Evitar comprar demasiado en el supermercado o en lugares ricos en aceite de palma.
  • Comprar en pequeños comercios y mercados, ya que los supermercados venden principalmente productos de gran producción y grandes marcas que contienen este aceite.
  • Comprar productos locales y de temporada.
  • Cuando vayas al supermercado, si vas, procura comprar productos frescos.
  • Mira con atención las etiquetas de los productos y busca que no contenga este compuesto.

Esperamos que os haya servido de ayuda y ya sabéis, a partir de ahora, ¡di no, al aceite de palma!. 

Consejera del día

Pedagoga - Especialista en Educación - Máster en Orientación Educativa - Inmersa en el mundo del SEO - Redactora de Consejo al día - Defensora de llevar un estilo de vida saludable

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *