Saltar al contenido

Como preparar Kimchi, receta rápida

diciembre 2, 2018

Corea del Sur tiene tantas maravillas que una de sus principales razones por las que los turistas desean conocer este país es debido a su gastronomía y uno de los plato estrella que representa a esta nación es precisamente el aclamado y delicioso kimchi.

Si no estás tan familiarizado con este tipo de comidas tienes que saber que el kimchi además de ser una las comidas estandarte que posee Corea, es un plato que contiene tanto col china, pepino, nabos entre otros ingredientes que son fermentados para disfrutarlo ya sea como un aperitivo o como un menú principal.

Se cree que este riquísimo col fermentado data de al menos unos tres mil años y es tan popularmente consumido por su gente debido a los cambios constantes de estaciones, especialmente entre las temporadas donde la cosecha de verduras era escasa o nula por lo que este manjar puede guardarse desde días hasta incluso meses. Todo dependerá del gusto de la persona que lo consuma.

Kimchi coreano

El kimchi además de acompañarse con arroz tienes que saber por qué los coreanos consumen tanto este plato. Como mencionamos anteriormente esta es una de las pocas comidas que puedes consumir tanto en el día como en la noche por lo que no importará la hora en el que lo comas. Pero quizás una de las razones de peso por las que las personas se inclinan tanto a consumirla se debe a que el kimchi refuerza el sistema inmunológico del comensal.

Y por supuesto contiene todas las calorías, fibras y vitaminas que nuestro cuerpo necesita a diario. Una buena excusa para incorporarlo a tus comidas es usarlo como una ensalada. Esto le dará un toque especial a cualquier menú que tengas en frente.

Preparar Kimchi fácilmente

Primero tenemos que tener en cuenta qué tipo de verduras queremos en nuestro kimchi.

  • Además de la col también puedes agregarle nabos y otras verduras, todo quedará en tu gusto.
  • Se pica en trozos cada verdura, el tamaño y grosor también quedará a tu juicio, y en un bol de vidrio colocamos agua con 250 gramos de sal gruesa. En el momento en que la sal se haya disuelto agregamos los trozos de verduras al bol.
  • Se mezcla bien y entre un lapso de dos horas limpiamos las verduras en agua fría.
  • Posteriormente se machaca cuatro dientes de ajo junto con un pedacito de jengibre y justo cuando se torne pastoso esta se le agregará a una salsa de pescado (puedes hacerla en casa o comprarla en el supermercado).
  • Mientras esto se compacta, pondrás en otro recipiente tres tazas de harina de trigo con tres tazas de agua, hervirás esta mezcla al menos unos cinco minutos y luego le colocaremos dos cucharadas de azúcar.

Finalmente colocarás todos estos ingredientes en un bol lo suficientemente grande para que quepan, se mezclarán bien y por último los vertemos en recipientes de vidrios herméticos para comenzar el proceso de fermentación. Puedes dejarlo de dos a tres días a temperatura ambiente si quieres consumirlo al instante.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *