Saltar al contenido

La diabetes, síntomas, tipos y consejos para mejorarla

agosto 5, 2018
personas diabeticas

Antes que nada debes saber que la diabetes mellitus se presenta como una enfermedad metabólica caracterizada por altos niveles de azúcar (glucosa) en la sangre.

La glucosa se deriva de los alimentos y es la principal fuente de energía. Ahora, la insulina por su parte es una hormona que produce el páncreas y ésta ayuda para que así la glucosa de los alimentos pueda pasar a las células y la use como energía.

En ocasiones, el cuerpo produce poca insulina o simplemente no produce nada o no la usa de forma adecuada y la glucosa se queda en la sangre y no llega a las células. Pero al pasar el tiempo el exceso de glucosa en la sangre puede ocasionar problemas de salud.

Aunque esta enfermedad no tiene cura a día de hoy, quien la padezca puede controlarla y mantener un buen estado de salud.

Características de la diabetes

La glucosa no puede ingresar a las células si no hay acción de la insulina, entonces, ésta se acumula en la sangre y sobrepasa los niveles normales, provocando hiperglucemia y glucosuria (niveles elevados de azúcar en la sangre y orina respectivamente).

A continuación mencionaremos tres características generales de la diabetes:

  • La diabetes se caracteriza, como ya lo hemos mencionamos, por el aumento de glucosa en sangre y por desencadenar complicaciones vasculares que llevan al deterioro de órganos vitales tales como los riñones, corazón, cerebro, ojos, entre otros.
  • Es conocida como la enfermedad de las cinco “P”, ya que quienes la padecen muestran mucha sed (polidixia), deseos de orinar (poliuria), hambre (polifágea), picazón (prurito) y pérdida de peso.
  • La persona que sufre diabetes presentan hiperglucemia, en este estado su cuerpo no puede llevar el azúcar hasta las células musculares para que sea acumulado y posteriormente utilizado como energía.

Para comprender mejor esta enfermedad, veamos cómo funciona nuestro organismo:

En primer lugar, los niveles de glucosa cambian según el momento del día: se considera una glucemia normal cuando oscila entre los 60 y 110 mg / dl en ayunas, antes de las comidas y menos de 130 mg / dl entre 1 y 2 horas después de las comidas.

En caso que la glucemia sobrepase estos límites, nos encontraríamos frente a un estado excesivo de azúcar en la sangre conocido como hiperglucemia.

Cuando esto ocurre, el cuerpo debe desechar ese exceso de glucosa de cualquier forma. Entonces si el nivel en la sangre excede los 180 mg / dl, aparecerá glucosa en la orina, lo que es conocido como glucosuria.

En resumen, las células no pueden producir energía porque carecen del combustible que no pueden ingresar, es ahí cuando el azúcar se acumula en la sangre originando una serie de problemas, unos más graves que otros.

Entonces, como estas células no poseen combustible, funcionarán mal, y es ese mismo combustible que no puede usar, el que permanecerá en la sangre, causando daños en las arterias como lo haría el sarro que se acumula en las tuberías.

La diabetes síntomas y signos

persona diabetica

La diabetes síntomas y signos se presentan de forma variada, incluso éstos no siempre suelen presentarse. Alguno de ellos son: Micción frecuente, sed en exceso, aumento del apetito, cansancio, visión borrosa, heridas de curación lenta, infecciones frecuentes, pérdida de peso, vómitos y dolor, sensación de hormigueo o rigidez en las manos o los pies.

Si presentas este tipo de anomalía, puede deberse a la diabetes síntomas y signos, así que consulta a un profesional médico.

Tipos de diabetes

Existen 4 (cuatro) tipos de diabetes, pero todas guardan una similitud: altas concentraciones de glucosa en la sangre.

Diabetes tipo I o diabetes juvenil o insulinodependiente

Es el resultado de la falta absoluta de insulina. A este nivel, el organismo no está produciendo la Insulina por sí mismo, situación que se vuelve más complicada ya que ésta debe estar presente en el cuerpo para extraer el azúcar de lo que ingerimos y luego transformarla en energía.

La diabetes tipo I, generalmente se presenta en niños, jóvenes o adultos y es el nivel más crítico de la diabetes ya que los pacientes necesitan la administración de insulina inyectable cada cierto tiempo para su tratamiento y control, sin embargo, en la mayoría de los casos este control es para toda la vida.

Diabetes tipos II o diabetes del adulto o no insulinodependiente

Es la falta relativa y de la resistencia a la insulina. Este tipo de diabetes aqueja a personas adultas y está relacionada generalmente al sedentarismo y a la obesidad.

En este caso no se requiere del suministro de insulina para su tratamiento, muchas veces puede resolverse con rutinas de ejercicios, dieta o también incluyendo recomendación farmacológica a través de capsulas o pastillas, tales como hipoglicemiantes orales, previa indicación médica.

Diabetes tipo gestacional

Es la falta relativa y la resistencia a la insulina durante el embarazo. La diabetes gestacional es la de menor cuidado y afecta solo a algunas mujeres durante este proceso que, la mayoría de las veces, desaparece después de dar a luz al bebé.

Sin embargo, cuando una mujer ha padecido este tipo de diabetes, la probabilidad de sufrir de diabetes tipo II, es mayor. Aunque muchas veces la diabetes que se diagnostica durante la gestación es en realidad diabetes tipo II.

Diabetes secundaria

Es un tipo de diabetes que se produce como consecuencia del daño al páncreas ocasionado por otra enfermedad o por alguna cirugía a ese órgano.

Otros problemas relacionados con la diabetes

A medida que avanza el tiempo, los niveles elevados de glucosa en la sangre derivan en otras enfermedades como del corazón, riñones, accidentes cerebrovasculares (ACV), enfermedades dentales, problemas de los ojos, problemas de los pies o lesiones en los nervios. Sin embargo, seguir un buen plan diabetes tratamiento generaría resultados positivos a largo plazo.

Dada la cantidad de padecimientos generados por la diabetes, es necesario tener en cuenta un control diabetes tratamiento para ello, en este caso, serán los mismos pacientes quienes deban tomar medidas para disminuir la probabilidad de tenerlas.

¿Con qué frecuencia se presenta la diabetes?

La diabetes puede afectar a 1 (uno) de cada 4 (cuatro) personas mayores de 65 años de edad. Estudios indican que al menos el 95% de los casos en adultos corresponden a la diabetes tipo II.

¿Quién tiene más probabilidad de sufrir diabetes tipo II?

Tienen más probabilidad de desarrollarla las personas con más de 45 años de edad o aquellos con antecedentes familiares de diabetes o sobrepeso. La inactividad física también es una de las razones y en caso de presentar ciertos problemas de salud, como tensión alta, todas estas condiciones aumentan la probabilidad de presentar diabetes tipo II. De igual forma, la probabilidad de desarrollar la enfermedad es mayor si se tiene prediabetes o si se presentó diabetes gestacional.

Consejos para estar saludable a pesar de la diabetes

1er Paso: Si aún no has ido al especialista y estás presentando ciertos síntomas, o conoces de antecedentes familiares de esta enfermedad, lo primero será no alarmarte, recuerda que este padecimiento es controlable y si cumples al pie de la letra las futuras recomendaciones médicas podrás llevar una vida completamente normal.

Como ya se explicó al principio y es importante que sepas, existen cuatro tipos de diabetes: La diabetes tipo I, diabetes tipo II, diabetes tipo gestacional y diabetes secundaria.

2do Paso: Deberás buscar apoyo y acudir con el especialista para que haga un diagnóstico adecuado sobre la enfermedad, es preciso identificar el tipo de diabetes que se padece. El médico le evaluará y lo pondrá al día sobre esta enfermedad, le indicará sobre lo que debe hacer para mantenerla controlada y de ser necesario le enviará como primera atención un plan diabetes tratamiento para llevarlo a cabo.

En esta consulta se identificarán los puntos clave de la diabetes. Como por ejemplo, se aplicará el examen correspondiente, tal como la prueba AIC (examen de laboratorio que muestra el nivel de azúcar). Esto es de suma importancia porque a través de los resultados se conocerá si tiene o no azúcar y cuáles serían las posibles enfermedades que se derivarían de ella.

3er Paso: Una vez diagnosticada la enfermedad, deberá empezar a sobrellevarla de la mejor manera posible. Es normal que el ser humano se sienta angustiado e incluso desesperado cuando su estado de salud se ve alterado, se produce inmediatamente un nivel de estrés. En el caso del paciente con diabetes, suele presentar depresión y tristeza, pero es allí donde deberá enfocarse y no dejarse abatir para salir adelante y superar esta enfermedad con optimismo y confianza

4to Paso: El paciente debe acudir de forma periódica a la consulta médica, realizar los chequeos correspondientes y aplicar la prueba A1C de forma anual, también es de vital importancia mantener al día las vacunas que le indique el especialista.

Deberá seguir una estricta dieta dependiendo del tipo de diabetes para así lograr mantenerla controlada. En la buena alimentación también está la clave, recuerde no hacerse amigo del sedentarismo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *