albinismo niños

El albinismo y su origen

El albinismo lo poseen las personas que tienen un tono de piel, ojos y pelo diferentes debido a la concentración de melanina en su cuerpo. Ya sabemos que hay gente rubia, pelirroja, castaña y con todos más oscuros, pero también hay otras personas con un tono más blanco de lo normal.

Seguro que alguna vez has visto a una persona albina, con el pelo casi blanco y un nivel de palidez que llama la atención. Esto es debido a que carecen total o parcialmente de pigmentación. Esta característica puede darse en cualquier etnia.

Características de las personas albinas

niño albino

Una persona albina es fácil de conocer. Sus características son fáciles de identificar: pelo rubio o casi blanco, piel pálida y ojos azules muy claros. Existen varios niveles de albinismo, sin embargo, estos factores se dan en todos ellos.

El tipo de albinismo más leve se denomina oculocutáneo, poseen las mismas características típicas de la persona albina al nacer pero con el paso del tiempo su pelo va cogiendo un color más rubio común y sus ojos adquieren un tono grisáceo.

En el caso de las personas que poseen un albinismo más severo, conocido como albinismo completo, su tono de piel, ojos y pelo se mantienen igual durante toda su vida. Además, tienen algunas manchas en algunas partes de su cuerpo.

En todo el mundo, una de cada 17.000 personas son albinas, aunque en ciertas zonas la cantidad es mayor.

Origen del albinismo

enfermedad genetica

El origen del albinismo se debe a una mutación genética hereditaria. El cromosoma responsable es el número 11 que es recesivo. Para que una persona nazca albina, debe heredar ese cromosoma del padre o la madre.

Como el cromosoma 11 es recesivo, existe la posibilidad de que dos progenitores no albinos tengan hijos con estas características.

Esta mutación genética es la que permite que haya un déficit parcial o tal de producción de melanina. El grado de albinismo va a depender de la cantidad de melanina. Algunas personas producen algo y otras nada o casi nada.

Problemas de las personas albinas

ojo azul

Ser una persona albina no es plato de buen gusto, no por el aspecto físico, que ya en muchas personas el hecho de ser diferente no es nada agradable, sino porque también sufren problemas médicos.

El problema más común es el de la vista, ya que al tener el ojo tan claro, no puede filtrar la luz. Además, sus retinas no tienen el tamaño normal, y la conexión entre el nervio óptico y el cerebro se encuentran dañadas. Debido a esto, la mayoría tienen visión reducida y, en los casos más severos pueden sufrir de ceguera. Las personas albinas necesitan proteger sus ojos constantemente.

En cuanto a la piel, es muy delicada y siempre deben cuidarla con cremas protectoras ya que una quemadura puede doler mucho y desarrollar finalmente cáncer cutáneo.

Los albinos deben usar durante todas las estaciones del año, ropa protectora, cremas de protección solar, gafas de sol y sombreros para cuidar su piel.

No obstante, las personas albinas pueden llevar una vida totalmente similar a la de las demás personas si se cuidan en estos aspectos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *