¿Infeliz en el trabajo? 6 razones que lo demuestran

¿Infeliz en el trabajo? En nuestro país, por desgracia, la mayoría de personas que se levantan todas las mañanas para ir a trabajar lo hacen con una mueca de disgusto en la cara, ya que su labor en el trabajo no le satisface plenamente. Este tipo de persona se considera ”infeliz”. Actualmente el estrés es el mayor causante de la infelicidad en las personas, sin embargo, se considera que el estrés no llega solo, es decir, no viene en la cajita de  helado, es más bien una serie de problemas que poco a poco generan un cansancio psicológico que termina por convertirse en estrés.

Infeliz

No te reconocen el trabajo bien hecho y te llenan de tareas

Y es que tan solo una minoría aman verdaderamente su trabajo y son felices sabiendo que cumplen con su deber. Muchas son las razones por las cuales no nos sentimos cómodos en nuestros trabajos y que, por ello, estamos a disgusto cuando pensamos en ir a trabajar. En este artículo trataremos las más comunes.

Infeliz

A los trabajadores les molestan el hecho de que no reconozcan su esfuerzo a la hora de realizar un trabajo y que siempre reciban comentarios negativos por parte de sus superiores.

Para acabar de ser infeliz a la hora de trabajar, estaría bien que los trabajadores comentaran la situación en la que se encuentran a sus jefes, y que, con ello, a través de un diálogo respetuoso, puedan solucionar el tema.

No tienen las herramientas adecuadas

Sin las herramientas necesarias para poder desempeñar de forma correcta su labor, es imposible que los trabajadores se encuentren motivados y felices. Todo lo contrario, su infelicidad se vuelve constante en el tiempo ya que no dispone de recurso alguno para poder trabajar satisfactoriamente.

Una manera de solucionarlo sería comentándole a sus jefes que para realizar dicha función son necesarios unos recursos de los que no dispone. Y que alguno podrá poner de su parte, utilizando la imaginación, pero otros no.

Demasiadas reuniones monótonas

Infeliz

Una desmotivación para los trabajadores es el tiempo que se va en las reuniones monótonas y aburridas sobre el mismo objeto de estudio. Además, si lo combinan con mirar la bandeja de entrada de su email que siempre está llena es un peligro.

Para ello proponemos hacer las reuniones diferentes, más dinámicas, con contenido actualizado, con vídeos y fotografías, de este modo encontrarán la motivación que les hace falta. En cuanto a la bandeja de entrada del email, fijar un horario cada día para responder a un número determinado de correos. De este modo podrás ser menos infeliz.

Tu jefe te revisa las tareas

O también lo podemos llamar ‘’micromanaging’’ que quiere decir que el jefe trabaja conjuntamente con sus empleados para supervisar todas las tareas que se lleva a cabo.

Este hecho quizás choque un poco porque no todas las personas están acostumbrado a trabajar de manera conjunta con su superior, pero si los empleados ponen un grado mayor de proactividad no tienen que tener ningún problema.

No hay mejoría en la empresa

Infeliz

Para lograr dicha tarea es imprescindible la comunicación fluida y transparente entre todos los miembros empresariales: jefes y otros trabajadores.

Con la ayuda del equipo es más fácil solventar los problemas que pueda existir, en cambio, si lo quieres afrontar tú solo, vas a tener más problemas aún.

Te enteras en último lugar de las noticias

Para ello es importante fomentar el uso de plataformas de comunicación 100% transparentes en las que la información esté accesible de igual manera para todo miembro de la empresa. De este modo podrás ser menos infeliz.

Por ultimo debemos recomendarte que para tu salud es importante estar siempre en plenitud. Sabemos, y alguna vez vivimos la realidad de la frase “si no trabajo, no como”, sin embargo, con los años te enteras que la infelicidad en el trabajo es el culpable de tus enfermedades, por lo tanto, es importante que tomes cartas en el asunto cambiando de trabajo, tratando de estudiar para escalar posiciones en tu empresa o dedicarte a otras actividades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *