pescado y verduras

La gran mentira de la dieta mediterránea, ¿te vas a dejar engañar?

La dieta mediterránea es conocida como un patrón alimentario que se lleva a cabo con el clima de los países colindantes con el mar Mediterráneo. Esta dieta tiene múltiples beneficios para la salud.

La dieta mediterránea se basa en los productos propios de la agricultura local de países con clima mediterráneo, sobre todo de España e Italia. Esta alimentación trata de reducir el consumo de carnes e hidratos de carbono en beneficio de otros alimentos vegetales.

Hoy día se habla de la dieta mediterránea para hacer alusión a un estilo de vida saludable, sin embargo, esta dieta ha ido modificándose con el paso del tiempo y por ello, vemos propuestas que varían mucho del estilo de alimentación saludable original.

A continuación os señalamos los beneficios que tenemos hoy día con la dieta mediterránea:

Beneficios de la dieta mediterránea

dieta mediterránea

Como dijimos anteriormente, la dieta mediterránea tiene su origen en el comportamiento alimenticio típico de los países del mediterráneo. En los años 60 estos países contaban con las esperanzas de vida más altas del mundo y las tasas de enfermedades más bajas.

En aquellos tiempos, donde todo giraba en torno a la dieta mediterránea, nos encontrábamos alimentos como las frutas, cereales, verduras, legumbres, patatas, nueces y semillas de chía, aceite de oliva como integrante de cada plato principal, productos lácteos como el queso y el yogur, pescado y carne de ave, huevos en pequeñas cantidades, carne roja en baja cantidad y vino que se consumía acompañado de la comida.

Además de estos alimentos, también acompañaban la dieta con el deporte diario, ya que consistía en el trabajo diario en el campo y en la cocina.

Esta dieta además de ser buena para nuestro organismo, también ayudaba a reducir la mortalidad general.

En resumen, los beneficios de una dieta mediterránea saludable son: una alimentación destacada por su riqueza en grasas insaturadas, fibra, hidratos complejos, proteínas magras, gran variedad de vitaminas, minerales y antioxidantes.

Lo que no nos beneficia en la dieta mediterránea

dieta mediterránea

Muchas personas consideran que en las regiones donde se lleva a cabo la dieta mediterránea todo lo que allí se consume es propio de dicha dieta, y por lo tanto, saludable para el organismo. En la actualidad esto no ocurre así.

Por ejemplo, si en estas regiones se consume una bebida como es la cerveza, se considera que forma parte de la dieta mediterránea, y de la misma forma pasa con otros alimentos que no son saludables.

Sin embargo, las personas que tienen esta idea equivocada no saben que hoy día la población está muy alejada de lo que tradicionalmente se consumía como ”productos mediterráneos” ya que el origen de estos alimentos eran los de la población de 50 años atrás.

Por lo tanto, en la actualidad las poblaciones mediterráneas han ”occidentalizado” su dieta aumentando una mayor cantidad de alimentos procesados, con mayores fuentes de grasas y calorías, y por mucho que su ubicación geográfica coincida con esta famosa dieta, lo que actualmente se consume no es parte de la dieta mediterránea.

Como habéis comprobado, la mayoría tenemos un concepto equivocado de la dieta mediterránea y no consumimos los alimentos que verdaderamente son saludables para nuestra salud. Si queréis nutriros con la verdadera dieta de regiones mediterráneas informamos bien antes de consumir cualquier producto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *