azucar natural

Los productos sin azúcar son dañinos para nuestra dieta

Cuando nos trazamos la meta de querer bajar de peso en tiempo récord a veces jugamos todas las cartas posibles y podemos cometer hasta una que otra locura solo con el fin de lograr el peso que creemos merecer.

Sin embargo más allá de esas “locuras” que podamos emplear hay que ser conscientes que bajar de peso por capricho de lucir mejor cuerpo no significa que vayamos a estar saludables.

Hay que mentalizarnos que las dietas para bajar de peso (o al menos que en tu caso tengas algún problema hormonal) bajo ninguna circunstancia deben limitar el consumo de determinados alimentos, siempre y cuando que todo lo que consumamos sea orgánico y alejado de todos los químicos posibles que se le puede añadir a algún alimento.

Es por ello que cuando alguien cree que por consumir alimentos o snacks bajos en azúcares logrará de manera más fácil reducir las tallas que desea. Pues entonces lamentamos desilusionaros porque la mayoría de las comidas bajas o nulas en azúcar son igual de dañinas de las que afirman tenerlo.

Cuando un dulce venga con la etiqueta “zero” o “sin azúcar” es el último producto que deberíamos consumir antes de comenzar a hacer nuestra dieta. Estos productos bajos en azúcar fueron hechos para aquellas personas que desean tener menos calorías en sus consumos.

Sin embargo al eliminar dicho azúcar de los ingredientes, este tiene que ser sustituido por otro elemento químico que además de ser perjudicial para nuestra salud, no influye para nada en el proceso de rebajar kilos sino que más bien las aumentan.

¿Libre de azúcar?

Cuando un dulce está hecho de edulcorantes es solo con el cometido para lograr preservar ese dulzor característico del producto. Pero, aunque pueda verse como la mejor opción, lo cierto es que esto podría ser muy negativo para nuestro metabolismo, trayéndole consecuencias de orígenes gastrointestinales.

Los dulces que afirman no tener azúcar la verdad es que crean el efecto de querer consumirlos más precisamente porque no se nota ese dulzor característico de los tradicionales, por lo que aumenta nuestra ansiedad y solo logra crear un hábito de consumo no muy favorecedor.

Pequeños porcentajes

Tan solo hay un margen muy pequeño entre la diferencia de un dulce tradicional en comparación de la denominación “light”.

En pocas palabras, es lo mismo que comas ambos dulces, ya que de comerlo en iguales cantidades estarías también obteniendo el mismo efecto que “con” o “sin” azúcar.

Es por ello que sin importar su etiqueta, si lo que quieres es bajar tallas solo tienes que moderar tu consumo de los dulces, sobretodo evitando aquellos azúcares que sean más procesados de lo normal.

Opta siempre por lo natural

Hay que también sincerarnos en el hecho de que podemos consumir azúcar pero tampoco podemos abusar de ella.

Por lo que si eres de los que no se aguantan de estar comiendo algún bocadillo entre turnos lo mejor que puedes hacer es combinar lo mejor de las frutas y frutos secos, mientras sea más natural será más provechoso para tu salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *