Saltar al contenido

Pechugas con nata

septiembre 11, 2018
pechugas con nata

¡Deliciosa Pechuga con nata! Esta receta de pechuga con nata que te presentamos hoy es sumamente sencilla de preparar. Si te gustan las recetas con un toque de cremosidad, entonces este plato de pechugas con un toque especial de nata seguramente es para ti.

Es ideal para cocinarla tanto en una fecha especial, como en un fin de semana en familia o un día cualquiera de entre semana.

No te llevarás más allá de algunos minutos; además, puedes encontrar todos los ingredientes que aquí te presentamos sin ninguna complicación. Esperamos que te animes a prepararla.

Ingredientes para preparar pechugas con nata

  • 300 gramos de champiñones
  • 150 gramos de tocino
  • 5 pechugas de pollo, sin hueso
  • 500 ml. de nata líquida para cocinar (o crema de leche)
  • 4 dientes de ajo
  • Aceite de oliva extra virgen
  • sal y/o pimienta al gusto

¿Cómo preparar pechugas con nata fácil?

Paso 1 para preparar pechugas con nata. Comenzaremos en cortar las pechugas en tiras y colocarlas en un sartén con un poco de aceite precalentado.

Paso 2 para preparar pechugas con nata. Agregaremos un poco de sal y, posteriormente, las colocaremos en una bandeja para horno.

Paso 3 para preparar pechugas. Encenderemos durante algunos minutos el horno a 160 grados; o bien, 180; e introduciremos  la bandeja con las tiras del pollo fritas.

Si lo prefieres, puedes cortar las pechugas de la forma que prefieras, por ejemplo, en cuadros, trozos más grandes, etc. Esto es algo al gusto de cada quien y no afectará el resultado final de la receta.

Paso 4 para preparar pechugas con sabor a nata. Dejaremos la bandeja en el horno entre 15 y 20 minutos. Puedes leer otras recetas mientras esperas, aquí te dejamos la lista.

Paso 5 para cocinar pechugas con nata. Si ya se encuentran listas después de este tiempo, retiraremos la bandeja; de lo contrario, dejaremos por unos pocos minutos más; siempre cuidando de que no se pasen y no se vayan a quemar.

Podemos aprovechar el tiempo en que quedan listas las tiras de pollo que hemos introducido en el horno para preparar la salsa de nata que le dará el toque tan característico a esta receta.

Para ello, picaremos los ajos (ya sin la piel) de la manera más fina que podamos; y pasaremos a sofreír en un chorro de aceite de oliva extra virgen (si no tienes de este aceite, el aceite vegetal también puede servir).

Cuando el ajo picado se encuentre sofreído agregaremos los trozos de tocino y empezaremos a cortar los champiñones en los trozos de nuestra preferencia; finalmente, las agregaremos al mismo sartén del tocino y el ajo picado.

Cuando los champiñones se encuentren listos, agregaremos la nata y dejaremos a fuego medio durante 7 o 10 minutos; así, lograremos que la nata se impregne con el sabor del resto de los ingredientes, sobre todo del ajo.

Trata de controlar estos sabores, algunos miembros de la familia como los niños y niñas, no les gusta el sabor a ajo. Si no les adviertes y están bien preparados, no lo notaran 😉

Después de algunos minutos tanto las tiras de la pechuga de pollo como la salsa de nata estarán listos, y sólo tendremos que servir la pechuga de manera individual y bañar con la mezcla que hemos realizado con la nata y el resto de los ingredientes.

Antes de irte, aquí un vídeo que enseña otro método para preparar pechugas con nata.

Listo, hemos finalizado, ya puedes disfrutar de esta deliciosa receta. Como puedes darte cuenta, es una receta fácil de preparar, rápida y, te lo podemos asegurar, sabrosa. Esperamos que te animes a prepararla y que sea de tu agrado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *