mujer con gafas

Presbicia, como se produce y prevención

La presbicia o como también se le conoce “vista cansada” se trata de un efecto refractivo el cual debe su origen a la perdida de elasticidad del cristalino, esta se trata del lente natural del ojo que es quien se encarga de enforcar las imágenes.

Esta condición genera una disminución en la capacidad de acomodación, produciendo una visión cerca con poca nitidez.

Este es un proceso degenerativo del ojo y hace su presencia a partir de los 40 o 45 años.

¿Por qué se produce la presbicia?

El cristalino tiene la función de cambiar su tamaño para permitir un mejor enfoque de las imágenes y, sumado a ello aumenta la potencia óptica. Se podría decir que realiza la función del “zoom” de las cámaras de fotografía.

En las personas jóvenes el cristalino tiene una mayor flexibilidad, ahora bien, con el pasar de los años aumenta su rigidez, reduciendo de manera significativa su capacidad de contracción, esto le da inicio a la presbicia.

Cabe decir que la vista cansada, al igual que las cataratas (perdida de transparencia), es producido en el cristalino por el envejecimiento afectando la nitidez de la vista.

¿Cómo se puede prevenir?

Esta condición no se puede prevenir, esto se debe a que está ligada a la degeneración del ojo, al igual que los órganos de nuestro cuerpo estos van evolucionando a medida que avanza la edad.

Este defecto refractivo es algo que no vamos a poder evitar en nuestras vidas, y es que cerca de un 90% de las personas con más de 45 años padecen de presbicia.

Es por ello, que es de suma importancia acudir a consultas por lo menos una vez al año a partir de los 40 años para poder llevar el mejor tratamiento en los casos que lo amerite, al igual que para prevenir otras enfermedades oculares que comienzan a realizar sus apariciones desde esta edad.

Síntomas

Los síntomas más comunes asociados con este padecimiento son:

  • Problemas para enfocar objetos a menos de 1 metro.
  • Necesidad de alejar objetos para leer mejor.
  • Las letras “bailan” o se vuelven borrosas.
  • Dolor de cabeza al leer por mucho tiempo.
  • Fatiga ocular por tareas prolongadas.

En la medida que la presbicia aparece se ve afectado el día a día del paciente, sin embargo, existen algunos pacientes que observan mejoras intermitentes, estos presentan mejoras antes de volver a empeorar.

Tratamientos para la presbicia

Aunque esta condición no se pueda curar, si existen múltiples tratamientos que ayudan en el mejoramiento.

Corrección óptica

El principal método para realizar esta corrección óptica es con el uso de gafas, estas pueden contar con diferentes cristales dependiendo de las necesidades del paciente.

Es normal que, entre los 40 y 60 años de edad, sea necesario el cambio de graduación por la evolución de la presbicia.

¿Qué tipos de gafas existen?

  • Monofocales: estos son diseñados para mejorar únicamente la visión de cerca y su uso es muy puntal, siendo estos para leer o coser.
  • Bifocales: se aplica una combinación para mejorar la visión lejana y cercana.
  • Ocupacionales: estos cuentan con la particularidad que la parte superior del lente está diseñado para distancias intermedias y no largas como los bifocales, la parte inferior del lente está diseñado para mejorar la visión cercana. Están diseñado para personas que pasan mucho tiempo frente a un ordenador.
  • Progresiva: estos cambiar de forma progresiva la graduación para adaptarse a la visión lejana, intermedia y cercana del paciente.

Una alternativa más para este tipo de correcciones es mediante el uso de lentes de contacto.

Corrección quirúrgica

Hoy en día gracias al avance tecnológico también se puede someter a una cirugía para corregir la presbicia y eliminar la dependencia de gafas.

Las técnicas más utilizadas son:

  • Cirugía láser: consiste en modelar la corona para compensar la acomodación del cristalino.
  • Implantes intracorneales: este método también incide en la curvatura de la córnea para mejorar la acomodación del cristalino. son colocados detrás de la córnea y su extracción es sencilla y no altera las estructuras oculares.
  • Implante intraocular: en ese procedimiento se reemplaza el cristalino por un lente pseudofaquica, este a partir de cierta edad comienza a cumplir su función.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *