masaje pies

Problemas comunes en los pies

En cada pie contamos con más de 100 tendones, músculos, ligamentos, además de 26 huesos y 33 articulaciones. No es de extrañar que en algún momento de nuestras vidas tengamos un percance o problema con cualquiera de los elementos que conforman nuestros pies.

Usar calzado no adecuado suele ser en muchas ocasiones la causa del problema. El sobrepeso y la edad incrementan las posibilidades de tener problemas en los pies.

Problemas comunes en los pies

Otros problemas menos comunes

Origen de un problema en el pie

Es en el propio pie donde se originan algunos de los problemas, por ejemplo debido a un traumatismo. Pueden surgir problemas en ligamentos, huesos, músculos, articulaciones o tendones del pie.

Las fracturas del pie y del tobillo son situaciones bastante frecuentes.

Otras afecciones en los pies, se deben a enfermedades que castigan o involucran a muchas partes del organismo como puede ser la gota, la diabetes u otros casos de artritis.

Coloración de las uñas del pie

Ante la presencia de una alteración en la coloración de las uñas del pie obligatoriamente debe ser valorada por un profesional, porque detrás de esa coloración puede haber algún trastorno que la provoque como es el caso de la infección por hongos.

La diabetes y los pies

Te puede interesar: La diabetes, síntomas, tipos y consejos para mejorarla

Aquellas personas que padecen de diabetes o  una enfermedad arterial periférica (se estrechan las arterias que irrigan las piernas, brazos y órganos internos) deben revisar los pies a diario en búsqueda de dignos de infección o úlceras, además de acudir al especialista (podólogo) para que se le observen los pies con una frecuencia mínima de dos veces anualmente.

La edad factor de riesgo en los pies

Con la edad y nuestro estado de salud, aumenta el riesgo de padecer problemas en los pies, sobretodo en personas mayores.

Según pasan los años, se generan muchos cambios en nuestros pies de diferente índole:

  • Cese del crecimiento del vello en los pies.
  • Posibilidad de coloración marrón (pigmentación) en forma de manchas de diferente tamaño.
  • Es normal que la piel reseque.
  • Puede aparecer una coloración marrón (pigmentación) en forma de manchas o parches.
  • Las uñas de los pies se curvan y endurecen.
  • Aparece infección por hongos en uñas.
  • Cambios en el tamaño del pie, tanto a lo ancho como a lo largo, debido a que ligamentos y articulaciones sufren modificaciones, obligando incluso al uso de calzado mayor.

En este último caso es necesario medir los pies periódicamente o cuando vayamos a comprar zapatos nuevos.

Si durante nuestra vida hemos estado haciendo uso de un calzado no adecuado, hay una alta probabilidad de que suframos algún tipo de problema relacionado con los pies. De aquí la importancia de hacer uso de unos zapatos que nos ofrezcan ergonomía y una buena amortiguación, sobretodo para aquellas personas que pasan muchas horas de pie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *