Saltar al contenido

Recetas de salsas lights bajas en grasas

mayo 8, 2017
salsas

Hoy es lunes, día de recetas en nuestra página, además, como siempre nos gusta cuidarnos y que vosotros también os cuidéis, os presentamos dos recetas de salsas light. Aunque lo más efectivo si estás a dieta estricta es no consumirlas, ya que siendo una salsa inevitablemente, tiene más calorías que otros alimentos.

Hace poco os dimos la receta de “cómo hacer salsa bechamel light” y ”cómo hacer salsa blanca para principiantes’, pues bien, hoy os adelantamos otras dos recetas de salsas y, además, a un nivel muy fácil, por si eres principiante.

La primera receta que os ofrecemos, es de mayonesa light o dietética, la cual podrás usar para tus comidas más frescas, la segunda es de salsa de tomate light, la cual puedes añadir a tus macarrones, por ejemplo. A continuación os las mostramos:

Receta Salsa de Mayonesa light

mayonesa

Ingredientes

  • 1 yogur natural
  • Unas gotas de zumo de limón
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharada de aceite

Elaboración

Colocar todos los ingredientes en el vaso de la batidora y mezclar bien hasta obtener una pasta cremosa y homogénea.

Os recomendamos que la guardéis siempre en el frigorífico y que la consumáis antes de 3 días. 

Receta de Salsa de Tomate light

salsa tomate

Ingredientes

  • 1 kilo de tomates pelados
  • Medio kilo de cebollas
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • 1 zanahoria grande
  • 1 chorro de vino
  • Un poco de agua o caldo
  • Sal, pimienta y especias varias al gusto

Elaboración

Pela los tomates, córtalos en cuatro partes, quítale las semillas y a continuación pícalos en cubos. Pica también la cebolla, el pimiento verde y el rojo, y la zanahoria. Si te es más cómodo, puedes pasar todos los ingredientes por la batidora.

Coloca todos los ingredientes en una cacerola grande, añadiendo un poco de agua o caldo, un chorro de vino y las especias que hayas elegido. La cocción se hace en crudo.

A continuación, deja hervir esta salsa en dos o tres horas, incorporando agua cuando sea necesario. Una vez termine, se enfría y ya puedes usarla para tus comidas.