Remedios caseros para el acné

Tu epidermis no tiene la culpa del acné en tu rostro, son  tus hormonas que están causando que todo el sebo extra obstruya tus poros, o el hecho de que las bacterias proliferen. Si tu piel pudiera hablar, diría algo como “paciencia, trátame bien“.

Para que tu piel brille

Al usar remedios caseros, lo más probable es que tu piel te lo agradezca, por no arrasarla con sustancias químicas extrañas, y tu billetera también.

Máscara de canela y miel

mascarilla

La miel es pegajosa, y la canela es picante, y parece que son dos cosas que te gustaría evitar acercándote a tu piel. Sorprendentemente, si bien puede sonar extraño, la miel y la canela constituyen un combo asesino (literalmente) cuando se trata de acné.

Necesitaras, 1 cucharadita de canela y 2 cucharadas de miel. Mezcla hasta que estén completamente unidas y hayan formado una especie de pasta. Colócala en tu cara durante 10 minutos, retírala con agua y seca.

Yogur natural y miel

mascarilla yogur y miel

El yogur alivia la piel irritada y ayuda a atenuar el enrojecimiento.

Deja que el yogur alcance la temperatura ambiente (o cerca de) para que no recibas una descarga fría cuando la coloques sobre tu piel. Mezcla 1 porción de yogur natural con una porción de miel pura. Puedes aplicar la mezcla con una almohadilla de algodón. Colócate varias capas.

Deja que cada capa se seque antes de agregar una nueva, hasta que la máscara tenga el grosor que deseas. Déjalo reposar de 10 a 15 minutos. Lávate la máscara y usa una toallita para frotar suavemente con movimientos circulares, eliminando la piel muerta suelta.

Claras de huevo

mascarilla clara huevo

Las claras de huevo son una forma fácil y asequible para ayudar a reducir las cicatrices causadas por el acné y el desvanecimiento de desafortunadas imperfecciones.

La razón por la que las personas han descubierto que las claras de huevo son útiles para su piel es porque están llenas de proteínas y vitaminas. También absorben el exceso de aceite. Solo asegúrate de usar una buena crema hidratante después, ya que pueden resecar tu piel un poco.

Necesitaras 2 a 3 claras de huevo. Enjuaga tu cara con agua y seca.  Bate las claras hasta que estén espumosos, y déjalos reposar durante unos minutos. Aplícatela y permite que la máscara repose en tu piel y se seque durante unos 20 minutos antes de enjuagar completamente con agua tibia y seca.

Fresas y miel

mascarilla fresas y miel

La miel y las fresas son un remedio casero que combina dos cosas que se usan comúnmente en los exfoliantes y limpiadores faciales. Las fresas tienen un alto contenido de ácido salicílico, un ingrediente principal en muchos tratamientos comerciales para el acné. Alienta a la epidermis a desprenderse de sus células con mayor facilidad. Encoge un poco los poros, lo que evita que se obstruyan tanto en el futuro, y fomenta el crecimiento celular nuevo.

La miel también funciona contra las bacterias que pueden estar detrás de tu acné, y es un antiinflamatorio.

Enjuaga 3 fresas y aplástalas bien, teniendo cuidado de que no se rompan demasiado y se escurran. Agregue las fresas a dos cucharaditas de miel y mezcla completamente. Aplica en tu piel y deja actuar 20 minutos. Enjuaga completamente con agua.

¿Ahora qué?

¡Paciencia! Ten una rutina regular para el cuidado de la piel y agrégale un buen remedio natural para el acné, esto puede requerir más trabajo, pero comprométete, has las cosas bien y dale tiempo al tratamiento para que tenga un efecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *