Remedios caseros para la infección de orina

La infección de orina llega sin ser invitada, pero si provocada. Si eres de las que usa baños públicos, poco te hidratas, tomas el transporte publico muy seguido y ademas usas ropa ajustada, una infección de orina estará al alcance en cualquier momento y si bien es cierto las mujeres son las mas propensas a sufrirlas, los hombres también pueden tener problemas de infección urinaria. 

¿Qué es una infección de orina?

Esta se produce como bien sabrás, en el tracto urinario y es ocasionada por bacterias. Comúnmente afecta más o hombres que a mujeres y es una de las infecciones más comunes.

Los síntomas son un dolor al orinar, fiebre y alteraciones urinarias, si ves que presenta complicaciones, consulta a un médico.

Algunas de las infecciones más frecuentes y conocidas son la cistitis, uretitis y pelionefritis, siendo entre estas la cistitis, una de las más conocidas. Es dolorosa y no permite orinar de forma normal. La pelionefritis es peligrosa, es la infección renal e indica problemas graves de infección. La Uretitis es la inflamación de la uretra y es el inicio de toda infección dentro del tracto urinario.

Remedios caseros para la infección urinaria

Tés para la infección de orina

Algunos tés son efectivos contra este tipo de infecciones.

El té de perejil es uno de los que encabeza la lista, ya que es un diurético que ayuda a eliminar todo organismo infeccioso.

Con 20 gramos de perejil fresco picado y 2,5 litros de agua, agrega estos ingredientes a una olla y deja hervir por 5 minutos, luego, tapa la olla y deja enfriar. Lo puedes usar como sustituto del agua. Bébelo entre lapsos de 3 horas.

Este te puede usarse con otros ingredientes como lo son la barba de maíz y chancapiedra, la preparación es la misma y la forma de beberla igual.

Infusiones y jugos

Algunas infusiones son muy efectivas contra este tipo de infecciones. El apio, la manzanilla, el romero y el orégano son antinflamatorios efectivos para este tipo de infección.

Acompañado con la cúrcuma, que es un antibacterial, completa la mezcla con miel.

La preparación es sencilla: Hierve un poco de agua, luego agrega la planta que utilizaras para la infusión (hojas, tallos o flores), una pizca de cúrcuma y deja infusionar. Tómalo 2 o 3 veces al día.

Las frutas ricas en agua, como la sandía o la piña, son excelentes diuréticos. Con estos podrás evitar tomar productos altos en azucares, ya que estos poseen azucares naturales.

Bicarbonato y agua

Con una cucharada de bicarbonato en 250 mililitros de agua, podrás evitar las infecciones urinarias, ya que el bicarbonato ayuda a estabilizar el PH de tu estómago y por supuesto, tu orina. Un vaso al día es suficiente.

El agua es muy importante para el organismo, ya que este limpia todo el aparato renal y urinario y lo mantiene constantemente trabajando para que así tu cuerpo expulse todo tipo de impurezas por la orina.

Hábitos saludables

Como siempre, a la hora de una infección más avanzada, como uretitis o polionefritis, es importante mantener una dieta saludable además de evitar realizar actividades que hagan que esto empeore.

Hacer ejercicio, evitar el contacto físico con el urinario, usar jabones íntimos para la zona, utilizar preservativo a la hora de relaciones sexuales y utilizar ropa interior que facilite la transpiración de la zona es importante para no agravar la infección.

Recuerda leer otros remedios caseros para estar informado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *