cirugia

Rinoplastia, que es y cuando se realiza

La rinoplastia en los últimos años ha ganado mucha popularidad por todo el mundo. Esta cirugía es mayormente realizada en personas que sufrieron algún traumatismo, que tengan algún tipo de dificultad respiratoria o que simplemente estén en la búsqueda de mejorar la apariencia estética del rostro.

¿Qué es la rinoplastia?

La rinoplastia es el procedimiento quirúrgico de remodelación facial mas practicado en el mundo. Estos en muchos casos se realizan para conseguir cambios estéticos en el rostro de los pacientes. Ahora bien, existen otras personas que se someten a este procedimiento para conseguir mejorías en la salud, dado que pueden tener problemas respiratorios.

Es normal que una persona acuda a una rinoplastia para mejorar el espeto de su nariz, pero sin importar nada, la funcionalidad de la nariz es un tema importante cuando se planifica alguna cirugía. Es por ello que para un cirujano cambiar el aspecto de la nariz y que esta no se vea afectada en sus funciones respiratorias les resulta una tarea muy complicada.

Un tema de mucha importancia para los pacientes que recurren a esta práctica causa de un traumatismo, problemas congénitos o problemas para tener una respiración correcta. Pero esto no es de mucha importancia para las personas que solo la buscan con fines estéticos. Un ejemplo de buenas practicas en este campo es rinoplástica en Málaga.

¿Cuándo se debe someter a una rinoplastia?

En la consultas podremos encontrar un gran número de personas que no están a gusto con el aspecto de su nariz, y es por ello que desean modificarla para obtener un mejor aspecto. Ahora bien, es de mucha importancia que los patrones de belleza universal no sean el punto de guía o de partida para un cirujano. Si prestamos atención, en las consultas médicas nunca se busca o apuestan por tener resultados de rostros o narices idénticas a las de otras personas.

Uno de los casos más comunes es el de las personas que tienen dudas del motivo porque no se gustan, teniendo un completo desconocimiento de que la solución podría encontrarse en los huesos en lugar de la nariz.

A que nos referimos con esto, pues que muchas personas acuden con un medico pensando que el problema radica en la nariz, pero al realizar los estudios pertinentes en mucho casos se determina que la nariz no es el problema. Es común que la solución se encuentre en la mandíbula, puesta puede estar retirada, lo que le brinda un aspecto “aguileño” a la nariz.

Con esto queremos decir que “la belleza” se encuentra en la estructura ósea, en la cual están sujetas todas las partes blandas del rostro. Es por ello que en la actualidad toma mucha importancia la tecnología 3D que nos permite visualizar el resultado de pequeños cambios o de grandes transformaciones.

En la actualidad las cirugías de rinoplastia nos permiten masculinizar o feminizar los rasgos, esto debido al suavizado o enderezamiento de los rasgos de la nariz. Afortunadamente las personas en la actualidad saben que deben inclinarse más hacia patrones personalizados.

Identifica el problema

Un punto muy importante antes de someteré a una rinoplastia es identificar donde está el problema. Si se determina que es en la nariz podremos proseguir con los planes, pero siempre y cuando esta siga los aspectos antes mencionados: esta intraversión debe ser personalizada para poder obtener mejores resultados estéticos y la funcionalidad de la nariz.

Si el problema se encuentra en otro lugar, demos escuchar atentamente a las indicaciones y sugerencias del cirujano, de igual manera desde el primer día debemos explicarle todos los detalles, los síntomas y los resultados que esperamos.

Al tratarse de un procedimiento quirúrgico no debemos de reservarnos las dudas, siempre pregunta ante cualquier inquietud. Tras todo esto escucha los consejos del cirujano para saber si requieres de un tratamiento más globalizado, o si la solución erradica en otras aéreas, todo ello con el fin de encontrarnos más cómodos.

Consejos antes de la cirugía

Si ya estás listo para someterse a la cirugía recuenta seguir todos los consejos que el médico te dé, algunos de estos son:

  • Evita fumar a toda costa durante 15 días previos a la cirugía.
  • Evita consumir bebidas alcohólicas y comidas copiosas.
  • Se deben evitar todos los medicamentos que tengan efecto anticoagulantes duran un par de semanas antes de la cirugía.

Consejero del día

Publicista - Marketing Online - Diseño Gráfico - Webmaster - Editor AudioVisual - Awesome Gamer - Random Streamer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *