Semillas de lino

Semillas de lino, superalimento cargado de fibra y omega 3

Las semillas de lino, han logrado colarse en la dieta de quienes persiguen una alimentación sana, lo que no es de refutar considerando los nutrientes y beneficios que son capaces de aportarle a la salud en general; sin duda un alimento completo, con propiedades que sorprenden y le convierten en un superalimento indispensable en cualquier clase de dieta.

La semilla de lino es distribuida y cultivada principalmente en varios países americanos, y algunos otros países europeos. Los tallos se utilizan para la fabricación de tejidos y en la construcción, y la linaza y el aceite que se obtiene de él, en la industria alimentaria, la producción de tintes, así como en la medicina oficial y tradicional.

¿Qué son las semillas de lino?

Igualmente denominas linaza, es el nombre por el que se conoce a las semillas de la planta herbácea perteneciente a la familia de las lináceas, vegetal que proviene del Oriente próximo donde goza de gran fama y uso desde tiempos milenarios debido a sus propiedades nutricionales, terapéuticas y medicinales.

Si bien los valores nutricionales y aportes de la planta son dignos de tomar en cuenta, tanto en términos culinarios, como nutritivos son sus semillas las que presumen de mayor aceptación y popularidad convirtiéndose en un superalimento indistintamente de que se trate de su presentación en harina o aceite esencial.

Propiedades de las semillas de lino

La razón por la que se incluye en la lista de superalimentos que son semillas, radica en que la linaza es fuente invaluable de ácidos grasos poliinsaturados omega 3 y omega 6; sin embargo, también se suman a su composición, enzimas digestivas, vitaminas y minerales esenciales.

Todo ello, convierte a estas pequeñas semillas en un elemento versátil que contribuye a la salud interna y externa del cuerpo, ya que el contenido de Omega presente en su aceite, actúa a favor de la regeneración de las células, mientras hidrata la piel haciéndola lucir más tersa y libre de imperfecciones.

¿Por qué las semillas de lino son un superalimento?

Desde la perspectiva alimenticia, las semillas de lino – o su presentación en harinas o aceites – cuentan con sorprendentes propiedades y beneficios para la salud, superando las expectativas que debe cumplir un producto para catalogarse como superalimento; los más destacados son:

  • Mantiene controlados los niveles de colesterol debido a su contenido en ácidos grasos, previniendo así problemas cardiovasculares; del mismo modo, mantiene estable los índices de azúcar en sangre.
  • Promueve el buen funcionamiento del sistema digestivo, las enzimas que le componen regulan el tránsito intestinal, facilitando la asimilación de nutrientes y favoreciendo la pérdida de peso, ventaja que igualmente se deriva de su alta cantidad de fibra soluble, coadyuvante en la reducción de las grasas y para evitar el estreñimiento.
  • Energiza el cuerpo, la incorporación de las semillas de lino en el desayuno se traduce a mayor vitalidad física durante el día, debido a que aporta una buena dosis de energía y previene la tensión provocada por el estrés.
  • Contribuye al mantenimiento de la salud de la piel y cabello, el aceite elaborado con las semillas de lino es aliado en el tratamiento de problemas dermatológicos, además de un hidratante natural de la piel; por su parte, alivia y reduce paulatinamente la caspa, permitiendo lucir un cuero cabelludo saludable.
  • Tienen efecto antioxidante, al ser fuente de vitamina E, contribuyen en la lucha contra los radicales libres solubles en lípidos, lo que implica protección a los ácidos grasos mientras se evita la formación de moléculas toxicas en el organismo.
  • Es afrodisiaco natural, bastará con un masaje utilizando el aceite de semilla de lino para que su aroma envuelva y relaje, potenciando la pasión que puede llegar a apagarse.

¿Cómo consumir las semillas de lino?

Debido a su versatilidad, es sencillo incluir el superalimento como parte de múltiples recetas; desde mezcladas con un poco de yogur y frutas, hasta complemento de ensaladas.

Posibles contraindicaciones y efectos secundarios de su consumo

Aunque es más lo que puede aportar que restar, la ingesta de las semillas puede acarrear ciertos efectos negativos; la mayoría de las contraindicaciones se vinculan a problemas intestinales – por ejemplo, quienes sufren de colon irritable – así como posibles cuadros de alergia al ingerirlas.

propiedades curativas

  1. El alto contenido de moco y la presencia del glucósido de linamarina proporcionan un efecto envolvente que protege la membrana mucosa del esófago, el estómago y otras partes del tracto digestivo de la irritación física y química al tomar alimentos y bebidas calientes y calientes.
  2. Los componentes mucosos de la semilla de lino tienen un efecto antiinflamatorio en presencia de gastritis, úlcera péptica y enterocolitis, aceleran la curación de erosiones y úlceras.
  3. Los aceites grasos y la mucosidad reducen la probabilidad de reflujo, acompañados por un reflujo de alimentos desde el duodeno 12 hacia el estómago y desde el estómago hacia el esófago.
  4. La linaza y sus componentes reducen la absorción por parte de los intestinos de toxinas producidas por microorganismos en enfermedades infecciosas del tracto gastrointestinal y envenenamiento.
  5. La semilla de lino tiene un efecto laxante suave, que se aplica con el estreñimiento.
  6. Los ácidos grasos, que penetran en el hígado y la vesícula biliar, tienen un efecto colerético moderado, evitan el estancamiento de la bilis y la formación de cálculos.
  7. El alto contenido de ácidos omega-3 le permite usar aceite de linaza como un medio para prevenir la aterosclerosis (reduce el colesterol en el suero, normaliza el metabolismo de los lípidos en el cuerpo), para fortalecer las defensas del cuerpo y reducir el riesgo de neoplasias malignas del tracto gastrointestinal.
  8. Linaza y beneficios para la mujer. Los fitoestrógenos contenidos en el lino son análogos de las hormonas sexuales femeninas, lo que les permite ser usados ​​para reducir los síntomas desagradables que acompañan a la menopausia, así como para la prevención de ciertas enfermedades de los órganos genitales femeninos.
  9. Las semillas de lino se usan ampliamente en cosmetología, así como en la terapia compleja de enfermedades de la piel, con radiación y quemaduras térmicas.

Semillas de lino

Cómo tomar aceite de linaza

  1. El lino de la semilla de moco. Tomamos dos cucharaditas de semillas, las vertemos con un vaso de agua hirviendo, mezclamos bien durante 10-15 minutos. Luego, la suspensión resultante se filtra, se presiona. La torta de aceite se puede usar para el tratamiento externo de enfermedades de la piel, y se toma moco en 40-50 ml (una cuarta parte de un vaso o 2 cucharadas) media hora antes de las comidas 3 veces al día durante 10-20 días para las enfermedades del esófago (esofagitis por reflujo)), estómago y duodeno (gastroduodenitis, úlcera péptica).
  2. Linaza hinchada. A una cucharadita de semillas de lino agregue 10 ml de agua hirviendo (2 cucharaditas), mezcle y deje que se hinche. Después de 15 minutos, la composición resultante se toma por vía oral, con agua, con estreñimiento. Use linaza hinchada recién preparada con estreñimiento 1-2 veces al día (mañana y tarde).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *