Saltar al contenido

Tips para la motivación cuando hacemos deporte

marzo 14, 2017

En muchas ocasiones nos preguntamos por qué no avanzamos en nuestros entrenamientos diarios y qué es lo que estamos haciendo mal o qué factor ha cambiado para que así suceda. Y es que, uno de los principales motivos, para que esto suceda es la falta de motivación. En nuestro corto articulo te brindaremos unos tips para despertar cada mañana motivado, recordándote, que faltar un día a la practicar por quedarte en casa disfrutando de una buena película no es desmotivacion, simplemente debes adaptarte a rutinas de entrenamientos.

Tips para la motivación: La costumbre

A continuación, veremos algunos motivos por los que la motivación no juega de nuestro lado en todas las ocasiones. La costumbre es uno de los enemigos que tenemos a la hora de conseguir mejores resultados en nuestros entrenamientos, sobre todo cuando queremos seguir avanzando y no quedarnos estancados en un punto determinado.

Con esto nos referimos a hacer siempre las mismas rutinas de entrenamientos con los mismos ejercicios, los mismos tiempos, intensidades, etc. Este es uno de los motivos por los cuales nuestra motivación queda estancada.

Para trabajar una buena motivación al mismo tiempo que realizas el entrenamiento debes practicar varias rutinas diferentes a lo largo de la semana. También variar las repeticiones y las intensidades nos ayudará a mantenernos motivados estableciendo, de este modo, nuevas metas y objetivos por conseguir.

Esto no solo mejorara tu ritmo deportivo, si no que ayudara a conocer nuevas personas con nuevas practicas y objetivos, de modo que los acompañaras a ellos ha hacer nuevas cosas o que te acompañen a ti a lograrlos. En todo caso, es una terrible idea cuando escuchas a tu entrenador decirte “Haremos la misma rutina de la semana pasada pero 1 vez mas”, para mi, esto no es motivación, es una muestra de que repetirás una y otra vez algo hasta ahogarte, pero si te ofrece elevar la rutina con una practica nueva, entonces lograremos nuestros propios palmares.

Tener próximo el lugar donde haces deporte

La facilidad y la cercanía de acudir a entrenar es otro factor a tener en cuenta a lo que la motivación se refiere. De este modo, es esencial que nuestro lugar de entrenamiento, ya sea un gimnasio, un centro deportivo o una zona donde practicamos nuestros ejercicios, estén al lado de casa o del trabajo. Pero esto no quiere decir que vivas a 50 metros, nos referimos a que no tengas que pagar mucho dinero en transportes, que ir al sitio te tome mas tiempo del que harás ejercicio u otra incomodidad que pueda presentar tener un sitio muy lejos.

Lo que pretendemos conseguir con ello es acudir a entrenar sin que nos cueste trabajo, sobre todo cuando el clima no es el apropiado y la distancia a la que tenemos que ir a entrenar es demasiado larga. Por ello es más recomendable elegir una zona que esté cerca de nuestro lugar habitual o si es imposible, entonces tener un medio de transporte fácil para llegar o ir siempre acompañado con alguien mas.

La alimentación es otra motivación

Otro factor que determina la motivación es mantener una buena alimentación. Muchas veces nos sentimos bajos de energía y de forma y, esto se debe, a la mala alimentación que seguimos en nuestro día a día.

De este modo, hay que tener en cuenta que la alimentación es esencial a la hora de realizar bien el entrenamiento.

Acudir a entrenar con una buena alimentación y energía nos ayudará a conseguir mejores resultados y con ello aumentará nuestra motivación.

Descansar correctamente

Estar cansado es un factor que incide mucho en que la motivación brille por su ausencia. El descanso es fundamental para nuestros entrenamientos, si queremos rendir bien y seguir avanzando.

Si seguimos un buen ritmo de descansos al día y nos levantamos descansados y con fuerzas, lograremos que nuestro cuerpo responda mejor el resto del día.

Además, al vernos bien estaremos más motivados y con ganas de ir a entrenar y darlo todo.

Las metas con altos objetivos

Toda persona que haga ejercicio o se inicie en él debería saber que marcarse unos objetivos demasiado altos comparado con tu nivel de entrenamiento es un error muy grave ya que, marcarse unas metas irreales harán que nos sintamos frustrados y sin ganas de intentarlo.

Esta es una de las situaciones más desmotivadoras que hay y además, es uno de los principales causantes de que dejemos de entrenar. Pero se puede contrarrestar siendo claro en lo que queremos lograr a un mes, dos meses e incluso un semestre. O lo que queremos en verano o a final de año, todas son metas que debemos ir tomando una a una para que los objetivos no se conviertan en un problema al ver que parecen imposibles de alcanzar.

Por el contrario, marcarnos unas metas más lógicas y reales es algo que nos ayudará a estar totalmente motivados en nuestras rutinas deportivas.

Para conseguir una buena y duradera motivación a la hora de entrenar es fundamental tener estos puntos que hemos mencionado muy presentes. Aunque siempre defendemos que una buena motivación siempre será más fácil conseguirla si llevamos a cabo la actividad deportiva que más nos gusta y mejor se adapta a nosotros.