informe medico

Transaminasas, niveles, dieta y tratamiento

Específicamente en el hígado se producen unas enzimas llamadas transaminasas, las cuales cuando se elevan quiere decir que tu hígado está pasando por un proceso inflamatorio.

Esta inflamación quiere decir que existe la destrucción de células hepáticas las cuales son las encargadas de liberar las enzimas de la sangre. La inflamación del hígado se puede originar por diversas causas como virus, enfermedades infecciosas, autoinmunes, isquémicas, por medicamentos tóxicos además  de la acumulación de un exceso de grasa en el hígado.

Las transaminasas y la salud

Los problemas de transaminasas de detectan a través de un examen bilógico. Y se conocen por las siglas AST (GOT o TGO) y  ALT (GPT o TGP). Los pacientes en la mayoría de los casos no presentan ningún síntoma es al momento realizar el examen que se dan cuenta que presentan la enfermedad. De la misma manera existen enfermedades hepáticas que no alteran las transaminasas.

Niveles altos de transaminasas y enfermedades

Las transaminasas se pueden elevar por varios factores incluso por una gripe se pueden llegar a subir de su estado normal es por eso que deben ser evaluadas detalladamente por un médico especializado en la materia. Se puede decir que las causas principales de la elevación de transaminasas son las siguientes:

  • Hepatitis B y C: Son causadas por un virus. Lo habitual es que estas maneras de hepatitis se conviertan en crónicas.
  • Esteatosis hepática: Es lo que comúnmente se conoce como “hígado graso”. Lo que puede significarse que hay un gran acaparamiento de triglicéridos en el hígado lo que puede causar una afección.
  • Mononucleosis infecciosa: Se trata de una enfermedad producida por el virus de Epstein-Barr (VEB), de la familia herpes-viridae.
  • Alcoholismo: Se trata de un vicio extremo a las bebidas alcohólicas.
  • Hemocromatosis: No es más que la acumulación de hierro en exceso en el organismo.

Medicamentos con efectos tóxicos

Tratamiento y dieta 

El control del nivel de las transaminasas se debe específicamente al estilo de vida del paciente es por eso que se deben tomar algunas medidas al respecto. Lo más recomendable en esta situación es seguir las siguientes recomendaciones al pie de la letra:

  • Mantener una dieta equilibrada, el primer hábito que debes adoptar es una manera de comer saludable, primordialmente se deben evitar los alimentos procesados o grasos además del exceso de azúcar y de sal en los alimentos.
  • Mantenerse bien hidratado para ayudar al hígado a eliminar las grasas. Beber agua constantemente.
  • No consumir bebidas alcohólicas en ninguna de sus presentaciones.
  • Aumentar de manera notable el consumo de verduras y frutas.
  • Cambiar el hábito de cocinar los alimentos. Ahora puedes probar haciéndolos al vapor, a la plancha, hervidos o al horno.
  • Realizar ejercicios a diario para mantenerte sano.

Debes tener en cuenta que si la inflamación del hígado es causada por el uso de algún medicamento, debe sustituirlo de manera inmediata por otro que no genere ese efecto secundario pero que haga el mismo trabajo que el otro venía haciendo pero sin afectar aún más tu salud. La obesidad debe impedirse a toda costa ya que las personas gordas son personas generalmente enfermas.

Aunque estos consejos son correctos, lo mejor que podemos hacer es acudir a nuestro médico con cierta asiduidad para que nos indique el tratamiento más conveniente para restaurar los niveles de esta enzima y garantizar nuestra salud.

2 Comentarios

  • Hay una amiga que tiene los niveles altos de alanina aminotransferasa. ¿Qué tendría que hacer?. Gracias!

    • Consejero del día

      (marzo 1, 2020 - 11:40)

      Buenos días Karen, para casos elevados de alanina aminotransferasa, se recomienda acudir al hepatólogo para evaluar cualquier aspecto relacionado, entre ellos los antecedentes médicos para poder identificar la causa del cambio en el hígado. Es muy probable que se necesitan pruebas adicionales y más concretas como de hepatitis o biopsia del propio hígado para llevar a cabo un diagnostico.

      En este tipo de casos se aconseja hacer una dieta baja en grasas y preferiblemente de alimentos cocidos que faciliten la labor del hígado.

      Un saludo, gracias por comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *