Saltar al contenido

Tres millones de lentillas desechables se van por el desagüe

marzo 4, 2019
lentillas ojos

Más de un tercio de las personas que usan lentillas de tipo desechables no están seguros de dónde tirarlas o no han pensado que se pueden reciclar. La respuesta ante esta incertidumbre es sencilla.

Aunque quizás no lo sepas, estas lentillas desechables tienen un efecto muy dañino para el medio ambiente, a pesar de su aspecto frágil a simple vista tienen más repercusión para nuestro planeta que muchas otras cosas.

Las lentillas desechables son frágiles y, al parecer, nada dañinas. Aunque para el medio ambiente puede llegar a ser un problema importante.

Dentro de los tipos de lentillas que hay en el mercado, nos encontramos con las de un solo uso o con las reutilizables durante un mes, y según las estadísticas, más de 2,5 millones de españoles las utilizan de ambos tipos. La caducidad de dichas lentillas plantea un reto medioambiental, ya que se ha demostrado un hábito nada recomendable por parte de las personas que las usan: tirar las lentillas por el desagüe o por el inodoro.

Según encuestas que se han llevado a cabo en las calles de nuestras ciudades, comprobamos que un tercio de los usuarios que usan este tipo de lentillas, no están seguros de dónde tirarlas o no creen que se puedan reciclar. La respuesta más común que suelen dar ante la cuestión de qué hacer con las lentillas una vez que no le vayamos a dar uso es la siguiente: tirarlas a la papelera.

Únicamente en Estados Unidos entre seis y diez toneladas de lentillas desechables acaban en aguas residuales cada año, impactando gravemente en nuestro medio ambiente.

Por todo ello, será trabajo de cada uno a nivel personal el ver el impacto que tiene tirar las lentillas a las basuras orgánicas, papeleras o inodoros.

Hay que concienciarse con el medio ambiente para poder hacer de nuestra vida y nuestro entorno, un lugar donde vivir tranquilos, y con la conciencia limpia.