Saltar al contenido

¿Cómo curar un esguince de tobillo?

septiembre 16, 2018

Cómo curar un esguince de tobillo. Un esguince es la torcedura repentina de una articulación del cuerpo. En ocasiones pueden derivar en la ruptura de los ligamentos y por lo general ocurre en los tobillos, pero, ¿Cómo curar un esguince de tobillo? 

¿Cómo puedo curarme de un esguince?

Estas lesiones suelen generar mucho dolor, pero existen tratamientos para disminuirlos y recuperarse más rápidamente.

Pero, ¡ojo! no todos los esguinces son iguales, algunos pueden llegar incluso a obligarte a tratarlos con clínica especializada.

Esguinces leves: Los ligamentos sufren un leve estiramiento (causando pequeñas molestias), pero no llegan a romperse.

Esguinces moderados: Este tipo de lesión viene acompañada de una ruptura parcial de ligamento.

Esguinces graves: En este estado, los ligamentos se rompen totalmente.

Entonces, de acuerdo a su gravedad, deberán ser atendidos de distintas maneras, ya sea con tratamientos caseros o procedimientos médicos urgentes. Sin embargo a continuación te dejamos una serie de métodos que te serán muy útiles como atención primaria en caso de presentarse alguno.

Descansa primero, luego a curarlo.

Lo primero que debes hacer es guardar reposo, no intentes mover la extremidad afectada ya que puede resultar peor. Por ejemplo, si la lesión ha ocurrido en uno de los brazos, lo mejor será emplear un cabestrillo. Pero si ésta ha ocurrido en uno de los tobillos vas a necesitar unas muletas para movilizarte, de esta manera la curación será más rápida.

Cero masajes, IMPORTANTE! 

Cuando ocurre este tipo de lesiones lo mejor es no masajear, ya que podrían generar más inflamación de la ya delicada zona. Solo mantente en absoluto reposo.

Es muy importante que la zona afectada se mantenga elevada, esto ayudará a que las articulaciones drenen y por ende la hinchazón baje. ¡Ojo! no es recomendable estar sentado y, en caso que el esguince haya sido en el tobillo, mantener el pie sobre una silla, lo ideal sería permanecer acostado y colocar la articulación por arriba del tronco de manera que la articulación drene mejor.

Es recomendable estar en una zona confortable, así evitaras golpes involuntarios o estar todo el tiempo moviéndote.

Hojas y agua de mango

De seguro te preguntas cómo curar un esguince de tobillo, pues lo cierto es que una de las recomendaciones caseras por excelencia para bajar la inflamación y calmar el dolor, es esta.

Solo debes poner a hervir un puñado de hojas de mango en media litro de agua, una vez que tenga ese color verde característico retira del fuego y dejas reposar.

Enjuaga la zona afectada con el agua tibia y también coloca las hojas directamente en el área inflamada. Este truco es de los abuelos, trata de conservar la mayoría de hojas posibles y buscar una toalla grande o al menos ideal para el problema, envuelve todas las hojas en el tobillo y deja actuar.

Este remedio natural para curar esguinces de tobillo se hace con bastantes hojas, una docena no bastara.

Usa hielo para desinflamar

El hielo es excelente para el proceso de curación en casos de esguinces. Solo debes tomar pequeños trozos, envolverlos en una toalla, o bolsa de hielo y colocarlo sobre la zona inflamada sin presionar demasiado, esto ayudará a bajar la presión y disminuirá el dolor. Puedes realizar esta técnica unas cuatro veces durante el día.

Es preferible hacerlo cuatro veces al día, pero por pequeños tiempos de duración, es decir, evitar el estrés del trauma creado para que al retirar el hielo no quedes con un dolor mayor.

Baños de árnica para el tobillo

Esta planta es conocida por sus grandes propiedades antiinflamatorias y analgésicas para aliviar los dolores musculares. Toma un puñado de esta planta y hiérvela en agua suficiente como para introducir la extremidad afectada, una vez lista, deja reposar y viértela en una pequeña tina.

Estos baños son ideales hacerlos al despertar y antes de dormir, puedes mezclar con las hojas de mango para elevar su acción.

¿Cómo puedo curar un esguince rápidamente?

Siempre y cuando el esguince sea leve, bastará con la aplicación de tratamientos caseros. Una forma de bajar la hinchazón es mantener absoluto reposo, acompañado de baños con plantas medicinales, colocación de compresas de hielo y, en todo caso, siguiendo las instrucciones médicas.

Dependiendo del caso del esguince será el tratamiento. Si la lesión se presenta leve o moderada, aparte de los tratamientos caseros, serán necesarios algunos ungüentos y la orientación general del especialista. En casos más graves cuando el esguince es mayor, entonces requerirá de una intervención médica mayor.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *